Encontrarás un lugar que cambiará tu forma de divertirte. Te descubrirás a ti mismo avistando Las Américas desde lo más alto de nuestro tobogán, justo antes de lanzarte y volver a sentir esas cosquillas en la tripa que te hacen sentir como un niño. Volverás a sentir la emoción de la aventura descubriendo cada rincón de la isla gracias a nuestra ubicación inigualable. ¿Qué te parece si lo planeas tu próxima excursión con medio cuerpo metido en nuestra Medusa Pool y un cóctel en la mano traído por nuestros camareros directamente desde el Pink Bar? Puede que eso te ayude a decidirte por un paseo en kayak, o quizás por practicar snorkel o ¿por qué no por unas clases de buceo? En el Hotel Bitácora no hay nada que no esté a tu alcance.