Porque aquí y ahora solo hay uno. Un atardecer con la persona que quieres a tu lado, disfrutando de un exclusivo cóctel mientras disfrutáis de las privilegiadas vistas que ofrece nuestra azotea sobre la playa de Las Américas, con el sol escondiéndose al fondo tras la isla de La Gomera. Música en directo, baila, sonríe, o si lo prefieres simplemente disfruta de ella mientras degustas nuestro menú especial. Aunque quizás lo único que quieras sea zambullirte en nuestra colorful pool. Disfruta, porque estás en el único lugar donde el aquí y el ahora puede ser todos los días.